La Persona y la Disfagia

Si buscamos una definición de Disfagia encontremos que se trata de una dificultad en la que se imposibilita el adecuado paso del bolo alimenticio en alguno de los pasos que éste ha de recorrer desde la cavidad oral hasta el estómago. Si bien es cierto que, esta definición o similares, enmarcan a la perfección la clínica habitual que va a sufrir la Persona que padece Disfagia, no describe en su totalidad todo el cuadro en el que va a estar inmersa.

Desde nuestro punto de vista, nos gustaría extender la definición de esta problemática, poniendo la lupa no solo en su anatomofisiología, sino en el Desempeño de las Actividades de la Vida Diaria. La Disfagia supone una problemática que va más allá de todo ésto, generándose una problemática de tipo emocional, psicosocial y económico. Podemos afirmar que la Persona con Disfagia va a padecer una grave restricción en la participación de muchas actividades de su vida diaria (todas aquellas que tenga que ver con la actividad de comer y Beber), afectando al correcto desenvolvimiento en su vida social y laboral.

El abordaje de la Persona que padece Disfagia ha de realizarse de forma global y atendiendo a toda su inmensidad como persona que es.

La iniciativa de Disfagia con gusto nace como propuesta de Abordaje de la Disfagia basandonos en la Participación de la Persona en su entorno, de cara a unificar las técnicas de rehabilitación de la deglución sujetas a la evidencia científica actual y basadas en el ejercicio orofacial como forma de generación de neuroplasticidad con el aumento de la Motivación y Ahderencia al tratamiento de rehabilitación haciendo uso de técnicas modernas de cocina que faciliten una deglución segura y eficaz de alimentos significativos para la Persona, siempre sujeto a supervisión de un profesional de la Deglución.

Nos gustaría, además, regalaros nuestras propias definiciones de Disfagia, basadas en nuestra experiencia en el trabajo con este trastorno:

Alteración del procesamiento y transporte del alimento en su paso hacia el estómago, de carácter sensorio-motor, con afectación de la función respiratoria, que conlleva una disminución del desempeño de las actividades de la vida diaria y, por tanto, del funcionamiento general de la persona en su entorno.”  Jaime Paniagua, 2018

La Disfagia desde una dimensión mecánica supone las dificultades para llevar el bolo desde la boca hasta el esófago. Entendiendo ésta como la imposibilidad de llevar a cabo la deglución por deficiencias sensoriomotorasPero la deglución ,incluida en una actividad más global como es la alimentación , adquiere una dimensión biodinamica donde los aspectos anteriores se encuentran influenciados por un entorno social,emocional y psicológico que influyen decisivamente en la capacidad de comer de la persona.”   Glaucia del Burgo, 2018

A nuestro modo de ver, la Terapia de deglución ha de suponer un momento donde la persona pueda experimentar, y se le pueda facilitar, la emergencia de sensaciones y movimientos orales que le permitan una deglución más eficaz y segura, de cara a establecer un programa terapeutico de ejercitamiento de la función que promueva un aumento de la seguridad y eficacia de la actividad de Comer y Beber. Dentro de ese momento de trabajao han de estar inmersos los gustos y motivaciones de la Persona, como actor y protagonista de su propia vida, su Entorno más inmediato y el mundo que le rodea para recuperar, lo antes posible, el mayor nivel de participación en las actividades de la vida diaria posible.

Comer diferente no significa comer peor. Comer diferente puede ser un proceso en el que podemos acompañar a la persona que padece disfagia (y a los que le rodean) mientras le ofrecemos soluciones y respuestas que le permitan acrecentar su nivel de Calidad de vida (y a los que le rodean).